Sobre nosotros

Kanjis "watashitachi" que significan "nosotros"

En febrero de 1997 fuimos a un país que conocíamos solamente por lo que habíamos leído en algunos libros y revistas y visto en algún pequeño documental. En ese momento, carecíamos de la información que se dispone ahora, sobre todo porque internet empezaba a despuntar tímidamente y la mayoría de nosotros todavía no sabíamos muy bien cómo manejarla. Ese país era Japón, un lugar del que nos enamoramos nada más llegar. Era muy diferente a todo lo que nos habíamos podido imaginar, totalmente distinto a nuestro país, con una cultura y unas costumbres que, aunque nos habían hablado de ellas e incluso habíamos estudiado algo del idioma, diferían mucho de la idea que nos habíamos formado en nuestra cabeza.
 

Barrio Gion de Kioto al anochecher

 

La experiencia fue maravillosa, y los más de 3 años que pasamos allí dejaron en nosotros una huella muy difícil de borrar. A la vuelta ya nada era igual, era muy difícil adaptarse de nuevo a nuestras costumbres y echábamos de menos muchas cosas, incluso productos que allí se consumían y que aquí prácticamente ni se conocían o apenas podíamos conseguir. Es en ese momento, viendo la dificultad que teníamos para conseguir aquellos productos que nosotros añorábamos, cuando empezamos a madurar la idea de poder obtenerlos más fácilmente. Existían productos pero o bien no eran los genuinos, o bien el precio era excesivamente elevado, y en muchos casos era difícil adquirirlos.

Productosjapon.com empezó a pensar en traer productos a nuestro país en pequeñas cantidades, mayoritariamente de segunda mano, y venderlos a un precio que resultara mucho más asequible para todo tipo de personas. Era una manera de poder financiar nuestro proyecto cultural y poder continuar en contacto con ese país que en su día nos robó el corazón.

Productosjapon.com pertenece a la plataforma sobre cultura japonesa que se viene desarrollando desde hace más de 10 años, y que colabora económica y activamente en todas las actividades que viene realizando. Es nuestra manera de devolver a Japón todo ese amor que nos ofreció en su día y que nos ató a él de por vida.

Gracias a todos por colaborar en este único y maravilloso proyecto.